28 may. 2009

SON OF M (Reseña)

SON OF M Nº 1 – 6, 2006, USA (VASTAGO DE M: DIEZMADO, Panini, España-Argentina)

Escrita por David Hine y dibujada por Roy Allan Martinez, con covers de John Watson.

Esta historia comienza, cuando se despierta Spider-Man, después de las tres palabras más famosas de Marvel “No Más Mutantes”, Peter se va del depto, y llega a un edificio en donde comienza a llorar por lo que perdió. Abajo, unos tipos molestan al mutante llama Johnny Dee, a quien acude a salvar Pietro Maximoff, este recibe una paliza por parte de los otros humanos, y es salvado por Spider-Man, quien luego lo ataca, y en medio de la histeria Pietro se tira del edificio, quedando casi muerto, inmediatamente después de ellos aparece Crystal y Lockjaw (quienes antes habían sido llamados por Pietro a través de una llave). Así, Cristal, culpa a Spidey por el estado casi muerto de su ex-marido y se lo lleva a Attilan, la ciudad de los Inhumans.Ya en Attilan, Pietro es curado por la tecnología de los Inhuman, y vuelve a ver a su hija Luna, con quien luego de hablar un rato, Pietro va a decirle a Black Bolt que le deje usara las Nieblas Terrígenas (las cuales le dan los poderes a los Inhumans), pero el rey le dice que no, al volver a su habitación, se encuentra con los cristales que producen la niebla, y con él mismo, un Quicksilver llegado del futuro inmediato, quien le dice lo que debe hacer para conseguir los cristales y llevarse a Luna con el, para que así ella pueda usar la niebla (a Luna se le prohibió usar las nieblas porque es hija de un Mutante y un Inhumano). Una vez que sabe o que tiene que hacer, Pietro mata al guardián de los cristales y se los roba, y se marcha ala tierra junto a Luna y Lockjaw (quien solo le hace caso a Crystal y Luna). Al conocer lo que paso, los Inhumans se dirigen a la Tierra para recuperar los cristales, mientras, Pietro utiliza las nieblas como una droga para el y para Luna. A continuación, el se da cuenta que puede restaurar los poderes de los mutantes, además de viajar al futuro inmediato, así viaja con Luna a Genosha, para devolverle los poderes a Magneto y a otros mutantes. Una vez allí, Magneto lo desprecia a Pietro y se va, mientras Callisto y otros mutantes como Unus y Hub, aceptan que Pietro les devuelva los poderes. Mientras, los Inhumans llegan con los Fantastic Four para que los ayude a contactar con los cristales, lo cual no termina muy bien, ya que adelanta un próximo enfrentamiento entre ellos. De esta manera los Inhumans se dirigen a Genosha, pero además ONE (o sea los que están encargados de los Sentinels que resguardan la Mansión X) también. A la llegada de los Inhumans, se enfrentan a los mutantes que recuperaron sus poderes, a su vez, Callisto va en busca de Magneto para que vea lo que hizo su hijo, pero sus poderes quedan fuera de control, y casi muere por ello, por lo cual Magneto va en busca de su hijo. Así, uno a uno los mutantes pierden el control de sus poderes, incluso Unus muere por su propio poder, justo en ese momento llega el ejercito de la ONE y ataca a Pietro y se hace con los cristales, mientras que Pietro escapa gracias a Luna y Lockjaw. Black Bolt le exige a Lazer (jefe de ONE) que le devuelva los cristales, pero este los ve como una amenaza para la seguridad de los Estados Unidos, por lo cual rechaza devolverselos. Los Inhumans meditan su siguiente paso y se van, mientras de lejos se ve que Black Bolt dice “WAR” (guerra), destruyendo lo poco que queda de Genosha.Pietro, solo se quedo con un trozo de los Cristales, he hizo que Luna vuelva a Attilan, con mucho más poder que antes, él conservo sus poderes, y continuo con su cruzada para devolver los poderes a los mutantes.


Lo mejor: la historia, nos trae de vuelta al primer plano a los Inhumanos. Y nos deja de manifiesto la locura que tiene Pietro.

Lo Peor: nada, me encanto la historia, y los gráficos son acordes al relato.

Conclusión: David Hine, nos vuelve a traer otra historia realmente sólida y sin desperdicio y con una continuación que nos muestra la Guerra total entre la Tierra y los Inhumanos en SILENT WAR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario